Compartir

¡Hola de nuevo emoticanimaleros🐴🐶!

Hace unos días me comentaron una dato curioso sobre el cuidado del caballo (más específicamente en la higiene de éste), y pensé enseguida en ponerlo a prueba (además tengo las condiciones perfectas para ello, ¡ya os cuento más adelante!).

Al comprobar que es cierto, me he dispuesto a realizar este POST en forma de #emoticanimaltip para todos aquellos que tengáis una caballo, yegua o pony blanco, donde el pelaje del cuerpo, de las crines y la cola ha adoptado una tonalidad amarillenta.

Adi, nuestra yegua de terapia, vive suelta en un potrero por lo que es más fácil que se ensucie y llegue a sesión con esa “tonalidad amarillenta”, además de tierra o paja (o incluso barro en días de lluvia); por lo que estar viviendo en el exterior, la predispone a vivir unas condiciones que propician este tipo de pelaje.

¡Os cuento cómo lo he hecho! 😁

El elemento estrella de todo este proceso de limpieza: ¡KETCHUP🍅! (el que he aplicado yo es de marca Heinz). Así que sin mojar al animal previamente, se le pone por todo (cuerpo, crines y cola) el animal. En las raíces de las crines y en la cola se le pone un poco más con la finalidad de que todo el pelaje quede impregnado del ketchup. Con este mejunje se deja al animal aproximadamente durante unos 10 minutos.

¡Os pongo las fotos para que, además de enseñaros cómo lo he aplicado, también veáis lo sucia que estaba! ¡AUNQUE PIENSO QUE NO RETRATA REALMENTE LA GRAN CANTIDAD DE SUCIEDAD ACUMULADA!

Si veis que en el primer aclarado con agua💦, antes de enjabonar, no ha quedado a vuestro gusto, podéis aplicar el ketchup una segunda vez; dejándolo reposar de nuevo.

A modo de “retoque” y quitarle ese olor a tomate, os recomiendo que la enjabonéis🛁, además os ayudará a limpiar los restos de ketchup.

RESULTADOS: ¡BLANCO BRILLANTE⚪️⚪️⚪️!

 

¡Espero que este POST, además de gustaros, os sea útil en un futuro😁!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *