Compartir

La investigación cientifica demuestra lo que muchas personas han sabido durante siglos: es buen tener un perro en casa o tener contacto perruno con una frecuencia. Los perros nos hacen compañía, nos ayudar a permanecer activos, e incluso nos pueden avisar o advertir ante intrusos. ¿Pero sabíais que los perros pueden mejorar nuestra salud física y mental?

Para dar a conocer algunos de los beneficios que nos pueden aportar, éstos se relacionan con sucesos y estudios realizados por diferentes universidades u otras entidades.

✔️Alerta temprana: Los investigadores de la Universidad de Florida encontraron que algunos perros pueden detectar convulsiones y migrañas antes de que éstas ocurran al notar aspectos en el humano como labios temblorosos. Una alerta que permite prever el episodio y tomar las medidas necesarias.

✔️Apoyo emocional: El departamento de Defensa juntaba perros de servicio con soldados que regresaban de Oriente medio. Los perros fueron entrenados para acariciar con su hocico al soldado cuando percibían en él signos de un ataque de pánico. ¡Una buena forma de decir “no te preocupes, yo estoy aquí contigo”!

✔️Aumento de “inmunidad”: Los investigadores de la Universidad de California, San Francisco, creen que la exposición a los gérmenes que los perros llevan pueden dar al sistema inmune de la persona algunos “entrenamientos” diarios. Esto puede ayudar a disminuir el número de resfriados que una persona puede tener. Podría incluso reducir el riesgo de que el niño desarrolle asma.

✔️”Con-tacto” curativo: Acariciar un perro puede liberar oxitocina y serotonina en el cerebro, mejorando el estado de ánimo y reduciendo el dolor. Acariciar al peludito también reduce el cortisol, una sustancia química asociada con el estrés.

✔️Tratamiento para el TOC: Un perro entrenado puede identificar cuando su compañero humano empieza a realizar comportamientos repetitivos asociados con el desorden compulsivo (TOC), como lavarse las manos repetidamente. El perro interrumpirá el comportamiento humano, por ejemplo, empujado con su hocico en la pierna de la persona.

✔️Propiciando la motivación: Un estudio de 1996 mostró que los perros tienen un efecto positivo en los estados psicológicos de las personas con trastornos ambulatorios. Después de un año con un perro de servicio, la necesidades de los participantes de contratar diferentes servicios disminuyó un 68%.

Os cuento además, que en personas mayores de 54…

Los dueños de perros visitan al médico con menor frecuencia que las personas sin perro. También toman menos medicamentos que las personas sin acompañantes caninos.

En resumen: Vivir con un perro o el contacto frecuente con ellos puede ofrecer muchos beneficios de la medicina, ¡Y NO HAY EFECTOS SECUNDARIOS!

 

Fuente: ZocDoc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *