Compartir
¡Hola emoticanimaleros🐴🐶! Subo este post para daros a conocer los beneficios que nos pueden facilitar estos animales (a muy grandes rasgos ya que nos benefician en muchos otros aspectos) cuando montamos a caballo o el simple contacto con ellos.

Todos sabemos que pasar tiempo con caballos nos hace más felices (por lo menos las personas que verdaderamente les gustan estos animales y disfrutan de ellos). Pero, ¿sabias que pasar tiempo con caballos mejora realmente nuestra salud física y mental?

Mayor empatía🤗

Porque los caballos son más grandes y más simples de ser entrenados (adiestrables) que otros animales, la comprensión mutua es particularmente importante en la interacción caballo-humano.

Esta comprensión mútua aumenta nuestros niveles de oxitocina, una sustancia química cerebral que se libera naturalmente cuando los humanos experimentan el tacto agradable (como abrazos o masaje) o las interacciones sociales agradables que se dan.

Disminución del estrés😱

Muchos de los jinetes y amazonas que montamos lo hacemos para desestresarnos y relajarnos. La Universidad de Washington decidió probar si trabajar y montar con caballos en realidad reduce los niveles de estrés.

Asignaron al azar (aleatoriamente) estudiantes de la escuela primaria en dos grupos. El primer grupo trabajaba con caballo durante 90 minutos a la semana, mientras que el segundo grupo no tenía contacto con los animales. Descubrieron que el grupo que trabajaba con caballos (el primero) tenía un nivel significativamente más bajo de la hormona del estrés durante todo el día. Más allá de reducir el estrés, también puede reducir el riesgo de desarrollar problemas de salud mental.

Calorias quemadas🏇🏼

Es normal sentirse algo hinchado después de montar. Montar a caballo y trabajar en el establo es un entrenamiento muscular muy eficaz. Aproximadamente, montando al aire del paso quemarían unas 176 cal/h, al aire del trote unas 457 cal/h, y al galope unas 563. Si lo comparamos con salir a caminar a un buen ritmo (4km/h) donde se queman 281 cal/h, podemos observar que en la equitación se queman más calorías.

Producción de sustancias químicas naturales✨

Similar a la de un corredor, montando a caballo se estimula naturalmente la producción de endorfinas y serotonina en el cerebro, lo que produce un bienestar en la persona.

Aumenta la fuerza🏋🏻‍♂️

¿Sabéis como se consiguen la sensación de las “piernas de gelatina” (o seamos honestos, del “cuerpo de gelatina”) después de montar? Eso es porque montar a caballo es literalmente un entrenamiento de la fuerza en todo el cuerpo, acoplando los abdominales, espalda, hombros, muslos y pantorrillas.

Mejora de la autoestima😍

7 de cada 10 niñas creen que no están a la altura de otras niñas de su misma edad. Incluso cortos periodos de equitación y actividades sociales relacionadas han demostrado que mejoran la autoestima de los jinetes y el sentido de la propia valía (amor propio).

 

Fuente: www.thejodhpurscompany.com

 

Carla Gómez Clemente – Psicóloga B-02744👩🏻‍⚕️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *