Compartir

Terapia del Masaje Equino: la clave para mantener a un caballo sano y preparado para el rendimiento.

Este tipo de terapia para nuestros equinos ha ganado popularidad a lo largo de los años, ya que los dueños de caballos de todo el mundo se han dado cuenta del gran impacto positivo que tiene en el bienestar general del caballo.

¿Cuáles son los beneficios para caballos?

Los beneficios del masaje equino son tan variados que realmente hace que sea una gran opción para cualquier caballo en cualquier etapa. Generalmente, son 5 áreas las que se benefician – éstas son, musculares, cardiovasculares, linfáticas. respiratorias, además de beneficiar al sistema nervioso.

El primer beneficio del masaje equino es su capacidad para aumentar la circulación. El segundo efecto más profundo del masaje es su capacidad para influir en el sistema nervioso.

El masaje equino se puede realizar por diversas razones. Algunos caballos requieren el masaje para las lesiones y la rehabilitación, algunos para la artritis y las articulaciones doloridas, otros para el tono muscular atrofiado o subdesarrollado. Algunos caballos sin necesidades especiales pueden requerir un masaje para una relajación general, total. Caballos de todo tipo, razas y nivel de deporte pueden beneficiarse del masaje. El masaje equino ofrece una gama de beneficios, sin necesidad de utilizar tratamientos invasivos.

Es decir, ¡es beneficiosa por muchas razones! No solo sirve para relajar al animal, como se ha descrito anteriormente, aumenta la circulación lo que libra a los músculos de toxinas y ácidos lácticos, reduce la posibilidad de lesiones fortaleciendo la flexibilidad, ayuda al sistema linfático y promueve un sistema inmunológico más fuerte. Esta terapia no sólo sirve para mimar a tu caballo, lleva la salud y las habilidades de rendimiento equinas a otro nivel.

¿Qué necesitan saber los propietarios para preparar su primera sesión de masaje?

Antes del primer masaje, es útil saber “cuándo”, “dónde” y “con qué frecuencia” el caballo experimenta el malestar o incomodidad. Esto orienta al profesional en su trabajo y evaluación del animal. Antes de la llegada del profesional a la cita del caballo, mejor que el caballo esté cepillado para empezar a trabajar. Es importante señalar que durante el masaje, cada caballo reaccionará de manera diferente. Esto es normal y previsible, no hay una respuesta universal en consecuencia por parte de todos los caballos del mundo.

¿Con qué frecuencia los caballos deben ser masajeados?

Cada caballo es diferente y no todas las situaciones son las mismas; éstos son dos aspectos que debe tenerse en cuenta. En el caso en que un caballo esté lesionado se podría preparar un horario con el profesional donde se establezca lo que el animal necesita para su rehabilitación.

Típicamente se sugiere hacerse cada 4-8 semanas para un masaje de cuerpo completo o de un área específica, dependiendo de la situación del caballo. Normalmente se ofrece un masaje más general, centrado en la relajación, entre este marco de tiempo.

¿Cómo puedo saber si el caballo necesita un masaje (o está listo para otro)?

“Si escuchas al caballo, oirás si necesita un masaje”. Los caballos son comunicadores excelentes y tienen la capacidad de compartir con nosotros cuándo y dónde experimentan malestar. Cuando el caballo empieza a agarrotarse en su marcha, parece como “apagado” bajo la silla de montar (montura), o simplemente “no son ellos mismos” – todos estos son excelentes indicios de que el caballo está intentando decir que está incómodo. Antes de empezar, confía en que conoces al animal, y él te hará saber que está preparado para el masaje. Generalmente, se sugiere a los dueños que un caballo podría tener un masaje completo (o más intensamente en una área específica) cada 4-6 semanas.

¿Puedes montar al caballo después de un masaje?

Se recomienda que después de que el caballo reciba un masaje completo o en una área específica, no sea montado al menos en 24 horas. Se sugiere en su lugar un paseo más ligero para estirar sus músculos y ligamentos. Después de esto (generalmente 48 horas), podemos sentirnos libres de reanudar el trabajo regular con el animal. Si el caballo recibe un masaje más ligero para fines de relajación o en la preparación de una competición, es diferente, ya que puedes montarle después; este tipo de masaje se utiliza a menudo para promover la circulación antes del entrenamiento.

¿Qué dura un masaje?

Cada sesión se mide sobre la estructura muscular del caballo y la sensibilidad a la presión y al tacto. Generalmente, cada sesión varia de una a una hora y media; sin embargo, si se necesita más tiempo con ciertas técnicas, se gastará. Es importante asegurar que el caballo se sienta aliviado y relajado al final de cada sesión.

El tiempo total que el profesional pasa con el animal y su propietario es de dos horas aproximadamente, ya que previamente se suele realizar un intercambio de información donde el propietario da a conocer el estado del caballo y lo que sepa de su historia clínica

¿Cuáles son los diferentes tipos de masajes? ¿Cuándo se recomienda cada uno de ellos?

Hay diferentes técnicas para el masaje equino, de hecho, existen profesionales que tienden a utilizar todos ellos en algún momento en la sesión. Hay diferentes terapias que están disponibles para el caballo además de los masajes, los cuales pueden ser muy beneficiosos.

Algunas de éstas pueden incluir la terapia de Bowen, la acupuntura y la terapia craneo-sacral. Estas terapias diferentes entre sí a menudo se pueden utilizar combinadas en diferentes momentos para los caballos, y tienden a producir resultados positivos cuando se utiliza de esta manera. Hay que tener en cuenta que algunos caballos no toleran todas las terapias.

¿Cuanto tiempo se tarda en notar una mejoría en el caballo después de recibir un masaje?

El masaje tiene muchos beneficios para un caballo y después de recibir un masaje de cuerpo completo los resultados se pueden ver casi al instante. Por ejemplo, un caballo que había sido abusado fue rescatado y no mostró signos de afecto o atención a sus nuevos dueños. Después de una sesión, se encontraba más animado y fue confiando en sus nuevos dueños. Otro ejemplo es un caballo que había trabajado duro en el rodeo y se acabó convirtiendo en un animal extremadamente dolorido y sensible al tacto; después de 3 horas de sesión todavía se mostraba cauteloso en cada uno de sus pasos, pero a la mañana siguiente se movía libremente ganando la competición de ese día.

En el caso de Adi, Fleur (osteopatía) le ayudó en la compensación que realiza con la mano derecha y actualmente trabaja con regularidad dentro de lo que son las “tareas” de una yegua de terapia.

¡Espero que os haya gustado! 🐴🐶💚

Fuente: https://cowgirlmagazine.com/equine-massage-therapy-the-key-to-keeping-your-horse-healthy-and-performance-ready/

Imágenes: Adi nuestra yegua de Terapia con Fleur la osteópata en sesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *