Compartir

Introducci贸n

Las Terapias asistidas con caballos (TAC) est谩n proliferando cada vez m谩s como actividad terap茅utica y representan una parte importante de la oferta de servicios en los centros ecuestres.

La Terapia Ecuestre, se configura como un tipo de terapia asistida con animales que se dedica en la actualidad con fines rehabilitadores para una amplia gama de trastornos tanto f铆sicos como emocionales, cognitivos y sociales.

Una de las aplicaciones m谩s frecuentes es la estimulaci贸n de personas con autismo.

Estado actual de las investigaciones en Terapia Ecuestre en personas con TEA

La investigaci贸n y la pr谩ctica con Terapias Ecuestres tambi茅n han sido aplicadas al complejo mundo de los Trastornos del Espectro Autista. No obstante, mientras la pr谩ctica de la Terapia Ecuestre en este 谩mbito se est谩 extendiendo r谩pidamente en todo el mundo, la investigaci贸n est谩 dando ahora sus primeros pasos.

En Espa帽a existen pocas referencias de pr谩cticas o investigaciones en Terapia Ecuestre que se est茅n llevando a cabo con personas con TEA. Destacan:

  • La Fundaci贸n Carriegos en Le贸n.
  • El centro «El Asturc贸n» de Oviedo.
  • La Escoleta de Hipoterapia «Els Aurons«.

La Escoleta de Hipoterapia «Els Aurons» con un proyecto de investigaci贸n con la Universidad de Valencia promovi贸, en abril de 2007, el Primer Foro Europeo de Terapias Ecuestres, y fue en el seno de este foro donde Laurent Bailly desarroll贸 la ponencia titulada «Hipoterapia aplicada en Autismo».

En el a帽o 2006, el Cincinnati Therapeutic Riding and Horsemanship present贸 las conclusiones de un estudio piloto en el que se trataba de comprobar a trav茅s de minuciosas observaciones de grabaciones de video, si un programa de 8 semanas de monta terap茅utica era capaz de incrementar las conductas adaptativas y de hacer disminuir las conductas negativas de 4 chicos con TEA. Los resultados obtenidos indicaron que el programa ocasion贸 un impacto incuestionable en el incremento de conductas positivas y en la disminuci贸n de las negativas.

Leitao (2004), realiza un estudio exploratorio en el que tratan de comprobar si la Terapia Ecuestre ofrece resultados positivos en la intervenci贸n en las 3 谩reas de afectaci贸n del autismo (comunicaci贸n, socializaci贸n y conducta). El trabajo se realiz贸 con 5 chicos con TEA entre 5 y 10 a帽os de edad que realizaron una sesi贸n de Terapia Ecuestre semanal durante 6 semanas. Para la confirmaci贸n de los efectos se tomaron medidas pre y postest a trav茅s de cuestionarios de observaci贸n, utilizando el perfil psicoeducacional de Schopler y otros (1994) y la lista de control para la evaluaci贸n y el tratamiento de autismo de Rimland y Edelson (2000). Tambi茅n se emplearon t茅cnicas audiovisuales. Los resultados obtenidos fueron plenamente satisfactorios en las 谩reas evaluadas.

Lercari y Rivero (2006), realizaron un experimento con 12 alumnos con TEA entre 6 y 12 a帽os. El objetivo general de la investigaci贸n consisti贸 en comprobar si la monta terap茅utica permite fomentar la interacci贸n social de los chicos con autismo. Los gr谩ficos realizados con los datos recogidos trimestralmente permiten observar que se produce una indudable mejora en las conductas evaluadas, por lo que se concluye en este estudio que la monta terap茅utica fomenta la interacci贸n social en los chicos con autismo a trav茅s de la estimulaci贸n, de la toma de iniciativa y de la estimulaci贸n de conductas comunicativas (fundamentalmente no verbales). En este sentido, se pudo observar que la capacidad para tomar iniciativa y el aumento de conductas comunicativas no s贸lo se pusieron de manifiesto en su interacci贸n con los caballos, sino que se produjeron generalizaciones a los terapeutas, ayudantes y personas del entorno familiar.

Algunos trabajos sobre los beneficios que les reporta la TAC a las personas con TEA

Aunque las evidencias cient铆ficas no sean a煤n ni mucho menos definitivas, parece que en la literatura consultada se van acumulando evidencias de que la monta terap茅utica fomenta la comunicaci贸n de las personas autistas, la mejora de la interacci贸n social y el aumento de las conductas adaptadas a la par que disminuyen las desadaptadas.

Como profesional dedicada a este 谩mbito, comparto con Lercari y Rivero (2006) que montar a caballo incrementa la interacci贸n social de los chicos con autismo esencialmente por tres motivos:

  1. Los impulsos r铆tmicos transmitidos por el caballo permiten un 铆ntimo y sutil contacto, organizado y no agresivo que permite iniciar un contacto comunicativo con el animal.
  2. Con esta clase de actividad el jinete experimenta una sensaci贸n agradable, debido fundamentalmente al contexto natural de interacci贸n, generando de esta manera una disminuci贸n de las frustraciones y aumentando las conductas gratificantes.
  3. El hecho de que se necesiten poner en marcha conductas intencionales para realizar la actividad motivadora de la monta hace que esta actividad en s铆 sirva de motivador y que posteriormente estas conductas intencionales puedan exhibirse cuando se trate de interacciones entre iguales.

Freire (1999 y 2000) tambi茅n destaca que la funci贸n motora de la Hipoterapia puede favorecer los aspectos motivacionales y una mejor opini贸n del mundo a trav茅s de la mejora de los ajustes t贸nico-posturales de los chicos con TEA. Asimismo, Freire comenta que:

  • Los caballos no son depredadores y que su permanente estado de alerta sirve como defensa contra los atacantes garantiz谩ndo su supervivencia.
  • Cuando los ni帽os con autismo empiezan a percibir las reacciones del caballo, se sienten estimulados para conseguir un acercamiento al animal, para lo que deben poner en marcha todos sus recursos comunicativos, que suelen ser inicialmente gestuales y t谩ctiles.
  • Existen semejanzas entre los comportamientos autistas y algunas actitudes el caballo:
    • Los ambientes desconocidos, los ruidos fuertes y los cambios de rutina producen malestar e ambos y les causan un estado de excitaci贸n y alerta que se manifiesta en su lenguaje corporal.
    • Toleran un abanico restrictivo de contactos f铆sicos y 茅stos nunca deben ocurrir de forma impositiva.
    • Estas similitudes favorecen el contacto ente jinete y caballo de forma que permiten establecer pautas de interacci贸n que posteriormente pueden ser utilizadas con otras personas.

Browm (2003), psic贸logo especialista en ABA (an谩lisis conductual aplicado a chicos con autismo), pone el acento en las similitudes entre la conducta autista y las conductas de los caballos. Se帽ala que pensar en las similitudes entre la conducta autista y caballos pueden ayudar a estructurar y a hacer m谩s eficaz el trabajo con estos ni帽os. Los caballos y los chicos con autismo suelen tener m谩s problemas en el procesamiento de la informaci贸n en la modalidad auditiva que en cualquier otra modalidad sensorial. Se estima que la mitad de los ni帽os con autismo nunca llega a desarrollar la lengua hablada con un uso funcional, pero s铆 pueden lograr comunicarse a trav茅s de im谩genes.

Aunque el planteamiento m谩s radical y novedoso, respecto a estas similitudes, no solo entre la conducta sino entre la cognici贸n de los animales y las personas con autismo, ha surgido en los 煤ltimos a帽os de la mano de Temple Grandin, quien se doctor贸 en Ciencia Animal en la Universidad de Illinois y quien escribi贸 libros como «Thinking in Pictures» (Pensando en im谩genes).

Grandin (2006):

  • Parte de la hip贸tesis de que puede entenderse mucho de los animales y de las personas con autismo si nos centramos en la diferencia entre las partes superior e inferior del cerebro.
  • La raz贸n por la que a las personas sin discapacidad les cueste tanto ver -y probablemente o铆r, oler, saborear y sentir- los detalles, es la interferencia que llevan a cabo los l贸bulos frontales, situados en la parte superior del cerebro.
  • Los animales y las personas con autismo perciben los detalles bien porque sus l贸bulos frontales son m谩s peque帽os o est谩n menos desarrollados (en el caso de los animales) o porque no funcionan todo lo bien que podr铆an hacerlo (en el caso de las personas con autismo).

Las personas sin discapacidad, debido a su percepci贸n abstracta, esquem谩tica, tienen cierta facilidad para bloquear los datos sensoriales brutos. Un cerebro sin discapacidad, con un funcionamiento adecuado, es capaz de bloquear los detalles irrelevantes tanto si quiere como si no. Los animales y las personas autistas son diferentes, no pueden bloquear los est铆mulos. De hecho, Grandin piensa que ambos ven el mundo como una masa emoliente de detalles min煤sculos, ven, oyen y sienten las cosas que las personas sin discapacidad no pueden o铆r.

El permanente estado de vigilancia de los animales, la percepci贸n de los detalles (hipersensibilidad), la incapacidad para bloquear los est铆mulos debido a ciertas disfunciones de las capacidades ejecutivas instaladas en los l贸bulos frontales y la ausencia de lenguaje simb贸lico, hacen que el mundo emocional tanto de los animales como de las personas con autismo se presente como fr谩gil y con poca capacidad de control sobre el mismo. El miedo, el p谩nico, las conductas de huida ante determinados est铆mulos y contextos, las reacciones exageradas ante luces, sonidos, tactos, etc. tanto de los animales como de las personas con autismo dan prueba de ello.

Grandin (1997, 2000 y 2006) piensa que todas las similitudes en la percepci贸n, la cognici贸n y en la vida emocional, entre los animales y las personas autistas, hacen a 茅ste 煤ltimos que se encuentren en una situaci贸n de privilegio respecto al an谩lisis de sus necesidades y a las posibilidades de su manejo.

Las peculiaridades cognitvas y conductuales de los chicos con TEA obligan a tener en cuenta algunas sugerencias que permitir谩n adaptar la actividad de la monta a sus peculiares necesidades educativas especiales.

Teniendo en cuenta autores como Horv谩t, N茅met y Galas (2003), Browm (1996) y Tortosa (2001), considero los siguientes aspectos como algo esencial cuando se desarrolla un programa de Terapia Ecuestre con chicos con autismo:

  • Debido a que todas las personas con autismo muestran en mayor o menor grado los signos de rechazo ante situaciones y actividades novedosas, debemos estar atentos a los signos de rechazo:
    • A veces, el rechazo manifiesta con gritos, con rabietas, o dej谩ndose caer en el suelo como conducta de negativismo.
    • Este rechazo puede ser manifestado a la hora de cepillar al caballo, ponerse el casco, pisar ciertas manchas en el suelo o al pisar la arena de la pista (aunque puede que le incomode el hecho de que la arena entre en sus zapatos), etc.
    • Los psic贸logos expertos que han tenidos contacto con chicos con autismo se帽alan que es preciso utilizar t茅cnicas ligeramente intrusivas, acercando al chico a la nueva situaci贸n con suavidad pero con decisi贸n, ya que cuando se suben al caballo, todos los chicos han respondido a la «intrusi贸n» m谩s menos de la misma manera, es decir, con aceptaci贸n de la nueva experiencia, adem谩s de recibirla con alegr铆a, entusiasmo y motivaci贸n por la monta.
    • Destacamos que una vez que se incorporan a la rutina de la actividad, suelen encontrar en ella una fuente de satisfacci贸n y de seguridad; ya que comprueban que el caballo es un ser franco, sin ambig眉edades, que precisa unas claves para la relaci贸n m谩s cumples y directas que lo que requieren las relaciones humanas.
  • Las personas con autismo tienen dificultades en lo que se conoce como la Teor铆a de la Mente:
    • Esto quiere decir que los ni帽os con autismo tienen capacidades limitadas a la hora de atribuir los estados mentales (pensamientos, emociones, deseos, y as铆 sucesivamente) a otros seres, y con ello poder explicar y predecir sus comportamientos.
    • Esta capacidad es esencial en la vida social para poder predecir y entender el comportamiento de los dem谩s. En el manejo del caballo, esta capacidad es tambi茅n muy importante, porque nos ayuda a prever los comportamientos y las reacciones del caballo, y nos permite prepararnos para responder a estas reacciones.
    • Ya que los ni帽os con autismo carecen de esta destreza, suelen presentar dificultades a la hora de predecir los comportamientos del caballo. Por ello, debemos trasladar a los usuarios con autismo cu谩l debe ser un comportamiento preventivo cuando se manejan caballos, adem谩s de ense帽arles cu谩les son los signos que se deben observar en un caballo para extremar las precauciones.
    • Estas «explicaciones» deben hacerse en el momento y utilizando apoyos visuales; en algunos casos, las historias sociales tambi茅n pueden ser 煤tiles para el aprendizaje de las pr谩cticas seguras.
    • Son especialmente importantes, en todos los pasos de la actividad, la informaci贸n visual y el ambiente convenientemente estructurado, desde la preparaci贸n de la monta, la monta en s铆 y la despedida. Es decir, estructura el ambiente y aportar claves visuales suficientes de forma individualizada, permitir谩 solucionar muchos problemas de comportamiento y ayudar谩 a crear un ambiente emocionalmente seguro.
  • Los usuarios con autismo presentan dificultades en el lenguaje oral, tanto en los aspectos expresivos como en los comprensivos:
    • La variabilidad en las competencias ling眉铆sticas es muy grande, ya que muchas personas con autismo no llegan a elaborar un lenguaje oral funcional, mientras otros tienen un lenguaje formal perfecto que s贸lo se diferencia del de una persona sin discapacidad en algunos detalles funcionales.
    • No obstante, la dificultades de comprensi贸n del lenguaje oral, la dificultad para establecer relaciones de causa-efecto y, por lo tanto, para anticipar situaciones, y las incertidumbres que les produce el hecho de realizar actividades desconocidas, hace conveniente que les aportemos claves visuales antes de las sesiones y durante las mismas. Se puede utilizar un tablero en el que se representen con pictogramas las distintas actividades a realizar en cada sesi贸n de monta.
  • La rigidez de comportamiento que muestran los usuarios con TEA tienen sus ventajas y sus desventajas:
    • Es verdad que se comportan de un modo poco flexible ante la propuesta de nuevas tareas (la intrusi贸n como buena estrategia para solventar este aspecto), pero esta inflexibilidad puede tornarse en el manejo de animales en una conducta adaptativa, ya que les facilita el uso escrupuloso de los cepillos en la higiene o de las pr谩cticas de seguridad una vez que 茅stas han sido asumidas en su repertorio de conductas.
    • Rasgos actitudinales como la meticulosidad, la atenci贸n por los detalles, la honestidad, la fiabilidad, la resistencia a la rutina, el perfeccionismo, la perseverancia, la constancia, la responsabilidad, la memoria de repetici贸n, la competencia en tareas mec谩nicas y repetitivas con alto rendimiento laboral, c谩lculo y retenci贸n de datos, memoria a largo plazo, nivel de concentraci贸n y rendimientosupone un elevado valor potencial en el trabajo (Salda帽a y otros, 2006).
  • La hipersensibilidad y la falta de atenci贸n deben ser tenidas en cuenta en todo momento. Por ello, debemos simplificar las sesiones limitando en lo posible los est铆mulos ambientales y procurando que las sesiones se ajusten a las posibilidades atencionales de cada usuario.
  • Debido a las limitaciones en sus capacidades de imitaci贸n, para ejemplificar algunas instrucciones que los chicos deben seguir en el manejo de caballos, puede que no sirvan exclusivamente las instrucciones verbales y los apoyos visuales. En algunos casos tendremos que recurrir a la utilizaci贸n de t茅cnicas de encadenamiento hacia atr谩s, que consisten en descomponer la secuencia de un determinado aprendizaje en objetivos de conductas muy delimitados, proporcionando total ayuda para la realizaci贸n de la conducta completa, e ir desvaneciendo las ayudas desde el final hacia adelante, de modo que el ni帽o realice la conducta cada vez con menos ayuda; lo 煤ltimo que realizar谩 por s铆 solo, ser谩 el primer paso de la secuencia.
  • El ambiente estructurado y predecible que supone la relaci贸n con el caballo ayuda tambi茅n a la introducci贸n de variaciones en el contexto de interacci贸n que permitir谩n, a los chicos con autismo, mejorar su inflexibilidad mental en un contexto motivacional alto que hace que se admitan mejor los cambios que en otros ambientes m谩s exigentes y desestructurados.
  • Para que la Terapia Ecuestre sea acertada para chicos con autismo, los profesionales/expertos que trabajen en las sesiones del programa deben tener una formaci贸n te贸rica m铆nima acerca de las peculiaridades de estos chicos y de los objetivos que se pretenden con esta actividad. Adem谩s, el conocimiento de las necesidades educativas de estos alumnos permitir谩 a los profesionales responder consistentemente ante conductas comunicativas o gestuales (miradas, coger al adulto de la mano, acercarse a un objeto y mirarlo). Aunque estas conductas no sean intencionales, deben ser aprovechadas para dales un sentido comunicativo.
  • Por 煤ltimo, hay que se帽alar que la intervenci贸n debe estar marcada en general por la utilizaci贸n del aprendizaje sin error. La utilizaci贸n de 茅ste consiste en no atender a los errores, adaptar los objetivos al nivel evolutivo del ni帽o/a, asegurar la adquisici贸n previa de los objetivos de conducta que se pretenden ense帽ar, descomponer al m谩ximo los objetivos educativos, controlar la presentaci贸n clara de los est铆mulos discriminativos y neutralizar los irrelevantes, evitar factores de distracci贸n y ambig眉edad en la situaci贸n educativa, usar c贸digos sencillos y mantener motivado/a al ni帽o/a mediante el uso de reforzadores suficientemente poderosos.

Beneficios de la TAC para ni帽os con TEA

Como se帽ala Falke (2009), la Equinoterapia puede ofrecer a estos ni帽os diferentes actividades que estimulen su desarrollo y su relaci贸n con el entorno que le rodea. Esto permite el desarrollo de diferentes habilidades que mejoran la ejecuci贸n funcional de los ni帽os con TEA.

Seg煤n Maciques (2013), la Equinoterapia promueve la rehabilitaci贸n en ni帽os con TEA ayudando a disminuir la motricidad torpe a nivel neuromuscular, cognitivo, psicol贸gico y social. Todo ello se consigue aprovechando movimientos tridimensionales del caballo y con su calor corporal e impulsos r铆tmicos, se estimula todo tipo de alteraciones ayudando al desarrollo del equilibrio, coordinaci贸n, interacci贸n social, etc.

El ni帽o realiza diferentes ejercicios sobre el caballo estimulando ciertos m煤sculos y articulaciones que desarrollan su motricidad fina y grasa. De esta manera, se accede tambi茅n a la estimulaci贸n de las 谩reas sensomotoras y neuromotoras.

Maciques (2013) muestra las distintas formas de aplicar la Terapia asistida con caballos (TAC) en ni帽os con TEA. Cada una de ellas cumple diferentes objetivos y t茅cnicas:

  • Hipoterapia: se realiza sobre el dorso del caballo y se basa en la transmisi贸n del movimiento y el calor corporal del caballo al jinete. Se desarrolla el tono muscular y las articulaciones, el equilibrio, la coordinaci贸n psicomotriz y la simetr铆a corporal y, por otro lado, se favorecen los niveles cognitivos, comunicativo y de personalidad.
  • Equitaci贸n terap茅utica: se utiliza el caballo y todo su entorno. Se buscan soluciones a las dificultades de aprendizaje que presenten los ni帽os con TEA. Entre los efectos conseguidos se destaca la afectividad, tanto por los caballos como por las personas que los rodean, el estado an铆mico, la atenci贸n y la concentraci贸n.
  • Equitaci贸n adaptada: beneficia las relaciones sociales y afectivas ayudando a solucionar las dificultades de adaptaci贸n de los ni帽os con TEA.

Tambi茅n convendr铆a destacar las 谩reas en las que la TAC aporta beneficios en ni帽os con TEA. Seg煤n la autora Woolfolk (1985), los 谩reas m谩s beneficiadas son:

  • 脕rea de comunicaci贸n y lenguaje: incremento del vocabulario, construcci贸n de oraciones y frases, articulaci贸n de frases, mejora e incremento de comunicaci贸n y expresi贸n, estimularon del lenguaje oral y escrito, adem谩s de una mejora en la comprensi贸n del mensaje.
  • 脕rea psicol贸gica y cognitiva: mejora de la autoestima y confianza, desarrollo de la capacidad de atenci贸n, potenciaci贸n del sentimiento de normalidad, autocontrol de emociones y mejora de la memoria.
  • 脕rea de socializaci贸n: fomento de las relaciones fuera del entorno familiar y escolar, adquisici贸n de nuevas vivencias, respeto y amor por los animales.
  • 脕rea motora: desarrollo de la locomoci贸n, lateralidad, la motricidad fina y gruesa, regulaci贸n del tono muscular, construcci贸n del equilibrio y aumento de la elasticidad, velocidad y fuerza.

A medida que se van realzando las sesiones de TAC, los ni帽os con TEA mejoran bastantes aspectos. Woolfolk (1985) nos se帽ala los efectos que se pueden destacar:

  • Aumento de la atenci贸n y concentraci贸n.
  • Aumento de la confianza y autoestima.
  • Adaptaci贸n al medio.
  • Disminuci贸n de los impulsos agresivos.
  • Desarrollo de la comunicaci贸n verbal y no verbal.
  • Motivaci贸n.
  • Mejor desenvolvimiento social.

En esta terapia es muy importante definir los objetivos que se quieren conseguir a corto, medio y largo plazo, para poder ir comprobando que se van cumpliendo y constatar los beneficios m谩s claramente.

Los objetivos de la TAC en ni帽os con TEA que detallaron Woolfolk (1985), Gross (2006), L谩zaro (2000) y Maciques (2006) son los siguientes:

  • Objetivos generales:
    • Evaluar la mejora en las habilidades sociales.
    • Evaluar la mejor铆a en las habilidades de comunicaci贸n y lenguaje.
    • Evaluar la mejor铆a del 谩rea motora.
    • Evaluar la mejor铆a del 谩rea cognitiva y psicol贸gica.
    • Crear personas libres y aut贸nomas.
    • Promover la integraci贸n.
    • Aceptar las normas de convivencia social y de participaci贸n.
  • Objetivos espec铆ficos:
    • Aumentar el vocabulario.
    • Incrementar la comunicaci贸n oral, gestual y escrita.
    • Reconocer y nombrar objetos.
    • Establecer contacto visual cuando se dirigen a ellos.
    • Participar en conversaciones.
    • Comprender y compartir deseos y emociones.
    • Relacionarse con los animales y personas de su entorno.
    • Participar en actividades sociales.
    • Responder a la sonrisa cara a cara.
    • Estimular la socializaci贸n y el validismo.
    • Buscar soluciones a problemas.
    • Incrementar habilidades y destrezas.
    • Repetir movimientos y sonidos.
    • Adquirir autonom铆a e independencia.
    • Estimular la concentraci贸n en est铆mulos.
    • Condicionar patrones adecuados de conducta.
    • Desarrollar la motricidad fina y gruesa.
    • Desarrollar el equilibrio y la coordinaci贸n.
    • Regular el tono muscular.
    • Comprender e identificar los s铆mbolos visuales.
    • Desarrollar la memoria de trabajo.

Por 煤ltimo, es importante se帽alar los beneficios que aporta la TAC a los ni帽os con TEA seg煤n Woolfolk (1985):

  • Estos ni帽os ven mejorada su atenci贸n y concentraci贸n a causa de los est铆mulos recibidos. Esto hace que obtengan una mejora en la capacidad de respuesta.
  • Tambi茅n se estimula la necesidad de comunicarse y, por lo tanto, la necesidad de compartir sus emociones y deseos.
  • Otro beneficio que se obtiene es la disminuci贸n de comportamientos alterados y de mala conducta. A consecuencia, la obediencia se ve favorecida.
  • Con la facilitaci贸n de la interacci贸n social y la comprensi贸n de di谩logos, se consigue influir positivamente en las actividades realizadas en su vida diaria.
  • Tambi茅n se consigue estimular conexiones nerviosas del 谩rea de Broca (producci贸n) y Wernicke (comprensi贸n), lo que permite mejorar la motricidad del lenguaje y la articulaci贸n de palabras y sonidos.
  • Destacamos otro beneficio como es la mejora de la atenci贸n y la memoria.
  • El ni帽o con TEA se siente seguro de s铆 mismo, por lo que aumenta su autoestima y autoconfianza.

Hormonas en TEA

Deb茅is saber, que recientemente se ha puesto de manifiesto la influencia de determinadas hormonas como la oxitocina, la progesterona y el cortisol, en el comportamiento social, afectivo y comunicativo de las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA).

Por tanto, se considera muy 煤til el estudio de tal comportamiento hormonal en personas con TEA y c贸mo puede actuar 茅ste ante el contacto con el caballo.

Tan solo se pueden destacar los trabajos llevados a cabo en la Universidad de Extremadura. En primer lugar, el llevar a cabo en un grupo de trabajo donde se demuestra que las Terapias ecuestres, para un grupo de alumnos con TEA, reducen significativamente los niveles de cortisol en saliva y aumentan, del mismo modo, los niveles de la hormona progesterona, tambi茅n en saliva. Esto les llev贸 a la conclusi贸n de que esta forma de terapia para personas autistas conduce a una mejora de actitudes sociales y emocionales, lo que se confirma con la modulaci贸n eficaz de las hormonas estudiadas.

Para aclarar el tema «hormonal»:

  • Se destaca el inter茅s por la oxitocina ya que esta forma parte de un sistema neuroendocrino como actividad en los efectos beneficiosos de los est铆mulos sociales positivos (Engelmann et al, 2000) y esto puede ser determinante en el TEA, donde el 谩rea social es, entre otras, una de las m谩s afectadas.
  • Se ha descubierto una clara interpelaci贸n entre oxitocina y cortisol (Kovacs, Sarnyai y Szabo, 1998; Uvnas-Morberg, Bjokstrand, Hillegaart y Ahlenius, 1999; Agren y Lundeberg, 2002; Ditzen et al, 2009) ya que la oxitocina contrarresta los efectos del cortisol, la hormona del estr茅s (Legros, 2002).
  • Otros estudios, como el de Stephanie Brown (2009) han establecido a la progesterona como posible parte de la base neuroendocrina para la vinculaci贸n social.

Conclusiones

Teniendo en cuenta autores como Signes (s/f), Maciques (2013), Woolfolk (1985), Gross (2006), y a mi propia experiencia, se ha podido comprobar que la TAC, utilizada en ni帽os con autismo, presenta ventajas y beneficios a nivel de comunicaci贸n social y lenguaje, y a nivel cognitivo y psicol贸gico. Queda demostrado que el contacto con el caballo proporciona much铆simos est铆mulos y sensaciones que ayudan a mejorar 茅stas 谩reas.

De acuerdo con Gross (2006), gracias a la relajaci贸n que proporciona el movimiento del caballo, los movimientos estereotipados se reducen considerablemente y se consigue un aumento de concentraci贸n que permite trabajar de forma calmada, sin estr茅s ni episodios conflictivos. Al estar m谩s relajados se sienten seguros en ese entorno, por lo que est谩n a gusto y se sienten felices.

Cabe destacar que, al ser un entorno natural sin ruidos excesivos, se reducen las situaciones que provocan ansiedad o miedo.

Se ha puesto de manifiesto la relaci贸n de algunas hormonas con la monta terap茅utica; aumentando algunas positivas como la oxitocina y la progesterona, y disminuyendo otras negativas como el cortisol.

En lo referente al 谩rea de habilidades sociales y de comunicaci贸n, y en concordancia con Woolfolk (1985), es importante se帽alar que las mejoras obtenidas no son tan elevadas con respecto a otras. Aun as铆, se producen unas mejoras que son observables y que constituyen un paso muy importante para la vida de estos ni帽os; ya que les permitir谩 relacionarse con otras personas, tener las estrategias necesarias para comunicar lo que necesitan y valerse por s铆 mismos.

De todos los usuarios con autismo que trato, todos y cada uno de ellos, aunque compartan grandes rasgos o «peculiaridades«, son muy diferentes entre ellos. Por ello, no todos los ni帽os responden de la misma manera, ya que he podido comprobar que cada uno de los usuarios responde de una manera distinta a las diversas actividades y que no todas sirven para ellos, independientemente del diagn贸stico.

Cada ni帽o es un mundo, y como los ni帽os sin discapacidad, tambi茅n tienen sus gustos, aficiones y motivaciones (que hay que tener muy en cuenta).

En definitiva, y de acuerdo con Falke (2009) y Woolfolk (1985), la Equinoterapia combinada con la terapia cl铆nica es una alternativa muy eficaz para tratar TEA. Con ella se puede dar respuesta a diversas necesidades que tienen los ni帽os con TEA y que les ayude a desarrollarse lo m谩s plenamente posible.

Fuentes:

  • Carmen Tabares S谩nchez, Florencio Vicente Castro, Susana S谩nchez Herrera, Socorro Algo, Javier Cubero Ju谩nez: «Cambios hormonales por el efecto de la terapia asistida con caballos en personas autistas».
  • Carlos Pajuelo Mor谩n Carlos, Andr茅s Garc铆a G贸mez, Manuel L贸pez Risco, Eloise Guerrero Barona, Jesus Carlos Rubio Jim茅nez y Jos茅 Manuel Moreno Manso: «La Terapia Ecuestre como instrumento de mejora de las capacidades de adaptaci贸n en alumnos con trastornos del espectro autista (TEA)».

隆Espero que os haya gustado emoticanimaleros!

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *