Compartir

Aprovecho la entrada del nuevo miembro de emoticanimal, Frida, para realizar un POST de las vacunas básicas y obligatorias en el primer periodo de vida de nuestros peluditos.

En primer lugar, hay que mencionar que no hay un consenso total sobre qué vacunas se les deben administrar a los perros, de hecho, aún faltan estudios concluyentes.

Antes de introducir los tipos de vacunas me ha parecido razonable daros a conocer la definición de vacuna, la cual constituye un tratamiento preventivo de las enfermedades, que consiste en inocular virus atenuados o inactivados en el organismo del perro para que éste produzca anticuerpos de defensa ante dicho virus. De esta forma, lo que sucede es que se genera cierta memoria inmunitaria en el cuerpo frente a determinadas enfermedades.

Como es lógico, los perros al vivir con dueños de formas de ser diferentes, viven en consonancia a sus dueños y, por tanto, llevan vidas diferentes: unos solo pasean por ciudad, otros no salen a dar una vuelta porque viven afincados en el campo compartiendo lugar con otros perros no vacunados, otros en cambio viven en casas amplias y salen a la “zona verde” o parque para perros de la zona, otros pueden llegar a viajar por diferentes motivos (ocio, competiciones, etc.).

Esto último mencionado está relacionado con la área geográfica, ya que dependiendo de ésta las enfermedades pueden transmitirse con mayor facilidad. Por ejemplo, las Baleares es una de las zonas donde tiene mayor número de perros infectados por leishmania, lo que la convierte en una zona epidémica.

Aunque no haya un consenso total sobre las vacunas, existen una serie de ellas que son con las que más coinciden la mayoría de profesionales y con las que hay un mayor consenso a nivel internacional (se darán a conocer a continuación). Por otro lado, hay que tener en cuenta el cumplimiento de la legislación presente respecto a nuestras mascotas ya que existen vacunas, por ejemplo, la rabia que es obligatoria en la mayoría de países.

Vacunas básicas y obligatorias: cuáles son y cuándo se administran

Entre el abanico de vacunas presentes en el mercado, las vacunas básicas con las que coinciden la mayoría de veterinarios y con las que se ha establecido un plan de vacunación (ya que as vacunas varían según la edad del cánido) son las siguientes:

  • Para los cachorros de 5 semanas (menores de 2 meses) se les administra la primera dosis de la vacuna Puppy DP contra Parvo y Moquillo. La Puppy DP es la primera vacuna que se le puede poner a un cachorro. Días antes de la vacuna, se recomienda que se le haga una desparasitación interna al cachorro. Aún así, es importante consultarlo con el veterinario, ya que es una vacuna que no puede aplicarse siempre, como es en el caso de los cachorros que aún sean lactantes. Existen veterinarios que no apoyan en absoluto la decisión de administrarles esta vacuna, excepto en casos de riesgo muy concretos. Lo que suele suceder con muchos cachorros es que se espera hasta que cumplen los dos meses para proporcionársela.
  • Entre las 9 y las 12 semanas se coloca la vacuna polivalente. Esta vacuna protege contra:
    1. Parvo: es una enfermedad muy contagiosa que ataca al intestino y a los glóbulos rojos, y que puede acabar con el animal en pocos días. Los síntomas que se manifiestan su presencia son vómitos, fuerte diarrea y deshidratación. Se transmite por medio de heces contaminadas.
    2. Moquillo: es una enfermedad multisistémica, es decir, que afecta a los pulmones, intestino y el cerebro. Se produce por un virus parecido al sarampión humano, con síntomas iniciales de fiebre, secreción nasal y ocular, y cansancio entre otros. Es muy contagiosa y sucede mediante secreciones respiratorias. Es mortal en la mayoría de los casos.
    3. Parainfluenza (o tos de las perreras): es una enfermedad respiratoria donde se inflama la primera parte de la tráquea. La sintomatología se compone de tos seca y pueden presentar flemas blancas. Es benigna, es decir, no es mortal, y es una enfermedad parecida al catarro humano. Pasa de un perro a otro por secreciones nasales.
    4. Hepatitis: es una enfermedad de tipo vírico que ataca al hígado. Cualquier contacto con un perro enfermo es peligroso.
    5. Leptospirosis: es una enfermedad que presenta una sintomatología variada que incluye úlceras en la boca, diarreas y vómitos. Puede presentarse tanto en perros como humanos, y en mayor grado a los perros que viven en el exterior como también en las razas de caza. Se contagia por medio de la orina.
  • Pasadas 4 semanas de la administración de la vacuna polivalente, se le coloca una segunda dosis de refuerzo de este polivalente para asegurar el desarrollo correcto de la inmunidad del cachorro.
  • Respecto a la rabia, podemos vacunarlos entre los 3 y los 6 meses. Es una enfermedad de tipo vírico que ataca al sistema nervioso central (SNC) y es mortal en el 100% de los casos. La legislación que comprende a la enfermedad de la rabia indica que es una vacuna obligatoria por ley en muchos países, y la causa de esta obligatoriedad es porque es una enfermedad que puede transmitirse a las personas. Se transmite a través de una mordida con saliva infectada.

¡Espero que este POST os haya sido útil! En cuando Frida sea más “adulta” realizaré otro para informaros sobre las vacunas para perros adultos. De momento estamos introduciéndola en la materia 😍

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *