Compartir

¡Hola emoticanimaleros🐴🐶! He elaborado este post con bastantes curiosidades sobre cómo los peluditos pueden mejorar nuestra salud y, en consecuencia, generar una mejor calidad de vida y bienestar. ¡Espero que os guste💚!

➡️ Te sientes bien al estar con ellos

No hay dudas: los animales pueden hacer que las personas se sientan bien. Os sorprenderíais si supierais unas cuantas formas en las que los animales pueden mejorar nuestra salud.

➡️ Mejoran nuestro estado anímico

Dedícale unos minutos a tu perro, gato, caballo o simplemente siéntate delante de la pecera para sentirte más relajado. Nuestro cuerpo pasa por cambios físicos que pueden crear diferencias en nuestro estado anímico. El nivel de cortisol, hormona del estrés, diminuye. La serotonina, un químico natural que crea una buena sensación en tu cuerpo, aumenta.

➡️ Mejora la presión sanguínea

Aunque debamos vigilar nuestro peso y tener un ejercicio regular, tener una mascota puede ayudarnos a “manejar” la presión sanguínea. En un estudio de 240 parejas casadas, los dueños de mascotas presentaron una presión sanguínea más baja, además de tasas cardiacas más bajas durante el estado de reposo, en comparación con las personas que no tenían mascotas. Otro estudio demostró que cuando los niños con una elevada presión sanguínea acariciaban al animal, las cifras mejoraban.

➡️ Bajando el colesterol

Vigila lo que comes y haz ejercicio; si además tienes una mascota, podría haber un beneficio en lo que respecta al colesterol. Las personas que tienen mascotas tienden a presentar mejores niveles de colesterol y triglicéridos, en comparación con las personas que no tienen mascotas. La razón no acaba estar clara, aunque parte de ella podría ser el estilo de vida más activo que conlleva tener mascotas.

➡️ Ayuda a tu corazón

Las personas con gatos y perros pueden tener algunos beneficios cardíacos. En un estudio realizado que duró 20 años, las personas que nunca tuvieron gato tenían un 40% más de probabilidades de morir de un ataque cardiaco que los que sí tenían. Otro estudio encontró que los dueños de perros tenían una mejor tasa de supervivencia el año de después de sufrir un ataque cardiaco. En general, los dueños de mascotas tienen menos probabilidades de morir de cualquier enfermedad cardíaca, incluyendo la insuficiencia cardíaca (paro cardíaco).

➡️ Alivian la depresión

Nadie te quiere tan incondicionalmente como tu mascota. Podría incluso ayudar a aliviar o a recuperarse de la depresión. Tu mascota te escuchará hablar durante el tiempo que lo necesites (o se tumbara junto a ti a escucharte). Probablemente te sentirás más tranquilo cuando acaricies a un perro o gato. Y cuando cuidas de un animal -caminar con él, cepillarle, jugar- te saca de tu rutina y te ayuda a sentirte mejor sobre la forma en la que gastas tu tiempo.

➡️ Mejoran tu forma física

Si tienes un perro, probablemente seas una persona más activa que otra que no tiene mascota. Un paseo diario de 30 minutos con tu perro te ayuda a mantenerte en movimiento. Si le sacas 15 min de paseo, uno por la mañana y otro por la tarde, mejor; recordando que los perros son animales que necesitan salir. Si añades juego al paseo mucho mejor; y si dispones de un patio que te lo permita, juega de vez en cuando con él.

➡️ Un fiel compañero de ejercicio

Si realizas ejercicio físico con tu mascota, ambos os beneficiareis. Haz brillar la luz de una linterna en la pared o agita una cuerda mientras realizas pasos aeróbicos o camines. Su gato se ejercitará persiguiendo la luz, y tu te entretendrás pasando un rato divertido. Incluso puedes encontrar clases de yoga para los dueños de perros y sus peluditos, denominado DOGA. Llama a tu gimnasio local o pregúntale a tu veterinario.

➡️ Menos accidentes cerebrovasculares entre los dueños de gatos

Los especialistas no están seguros de porqué ocurre. Puede ser en parte que los efectos producidos en la circulación de una persona sean debido al hecho de ser dueño de una mascota. Pero los investigadores piensan que los gatos pueden tener un efecto más calmante en comparación con otros animales. También puede tener algo que ver con la personalidad de los propietarios de gatos. Los gatos a menudo se convierten en el foco de interés de su dueño, desviándoles de otras preocupaciones estresantes.

➡️ Más conexiones

Una de las claves para una mente sana es estar y permanecer comprometidos con los demás. Los dueños de mascotas cuando se encuentran en el momento del paseo (para que su peludito satisfaga sus necesidades biológicas, emocionales y sociales) tienden a querer hablar con otros dueños de mascotas. Un perro equivale a una conversación a la espera de que ésta suceda. Las personas, especialmente aquellas con perros, se podrán detener y hablar contigo cuando estés paseando con tu mascota. Ir a un parque de perros para socializar con otros propietarios de perros mientras sus mascotas juegan no es un mal plan.

➡️ Menos alergias, mayor inmunidad

Cuando los niños crecen en una casa con un perro o un gato, es menos probable que desarrollen alergias. Esto es igualmente cierto para los casos de niños que viven en una granja con animales de todo tipo. Los niveles más altos de ciertos productos químicos hacen al sistema inmunológico más fuerte, que ayudará a mantenerlos sanos mientras envejecen.

➡️ Gatos que previenen el asma

No parece que tenga sentido, ya que las alergias del animal doméstico son uno de los desencadenantes más comunes del asma. Los investigadores estudiaron los efectos de tener gatos en casas de bebés recién nacidos con riesgo de padecer asma, y descubrieron que estos niños tenían menos probabilidad de padecer asma a medida que se hacían mayores. Hay una excepción, los niños cuyas madres presenten alergia a los gatos tienen tres veces más probabilidades de desarrollar asma después de estar alrededor de gatos a una edad temprana.

➡️ Una alarma para las comidas

Para las personas con diabetes, una caída repentina en el nivel de glucosa en la sangre puede ser muy grave. Algunos perros pueden alertar a su dueño antes de que realmente suceda. Pueden detectar cambios químicos en el cuerpo que emiten o desprenden un aroma. La alarma avisa al dueño y le da tiempo para que se alimente de algún “bocado” para evitar esa bajada de glucosa.

➡️ Trabajar por el bienestar humano

Algunos terapeutas de la salud mental (ademas de profesionales de otros campos, como la educación) utilizan un perro o un caballo en terapia. Un perro en la oficina puede ayudarte a estar más cómodo. Por otro lado, un comentario para o sobre un perro puede mostrarnos lo que realmente hay en la mente de una persona. Estos animales pueden convertirse en una herramienta brillante para trabajar en la mejora del bienestar y salud de una persona.

➡️ Compañeros en un mejor tratamiento del cáncer

Los perros y los gatos pueden padecer los mismos tipos de cáncer que los humanos. Por ejemplo, los estudios de cáncer de próstata en los perros han llevado a un mejor entendimiento de cómo se desarrolla en hombres de edad avanzada. Además, prevenir el cáncer en animales domésticos puede llevar a nuevas estrategias para las personas también.

➡️ Superando las limitaciones del TDAH

Cuando un niño con TDAH trabaja y guarda a un peludito puede generar beneficios. Cogen práctica con las tareas y a la hora de planificarse, además de crearles sentimientos de responsabilidad (además de los múltiples objetivos que el profesional se proponga trabajar). Las mascotas necesitan jugar, y esto ayuda a estos niños a quemar la “energía extra”. El vínculo que se crea entre el niño y el peludito es de amor incondicional; los peluditos ayudan a mejorar su autoestima.

➡️ Autismo: direccionando los sentidos

Los problemas o dificultades sensoriales son comunes entre los niños con TEA (Trastorno del Espectro Autista). Las actividades de integración sensorial les ayudan a acostumbrarse a sentir algo en su piel, y a ciertos olores o sonidos. Los caballos y los perros se utilizan en este tipo de actividades. Los usuarios que participan en estas terapias se relajan al estar en contacto o trabajar con estos animales, quienes les ayudan a mantener su atención en las diferentes tareas (además de mejorar otros aspectos cognitivos).

➡️ Huesos más fuertes

Caminar con tu perro cuenta como un ejercicio que fortalece los huesos y los músculos de alrededor de ellos. También nos lleva a pasar más tiempo bajo el sol, lo que nos proporciona vitamina D. Para un paseo tranquilo y agradable, entrene a su peludito para ello.

➡️ Estírate como tu gato

¿Tienes un gato? Observa cuantas veces puede estirarse todos los días, y cuando lo haga, deberías hacerlo tu también. Si tienes la oportunidad, ponte en el suelo e intenta realizar los mismos movimientos. Si no puedes tumbarte en el suelo, siéntate en una silla e inclínate para adelante para estirar la parte superior de tu cuerpo.

➡️ Control conjunto de la artritis

¿Tenéis artritis tú y tu peludito? Cuando llames al veterinario, también aprovecha para llamar a tu médico. Ambos necesitáis ejercicio, así que caminar juntos dando un paseo se convierte en una buena opción; además de salir a frecuentar un lugar, ver gente con otros perros, estar en contacto con algo de naturaleza, etc.

➡️ Sentarse en una montura

Algunos programas de rehabilitación de pacientes con ictus (accidente cerebrovascular) utilizan caballos para su recuperación. Al principio, cuando estas personas empiezan a montar, lo hacen con la ayuda de otra persona que guía y conduce al caballo. Montar a caballo promueve la flexibilidad o el estiramiento de los músculos y ligamentos, lo que es especialmente bueno en los casos en los que un lado del cuerpo se ha hecho más débil. También nos ayuda a trabajar el equilibrio y la fuerza (sobretodo en la parte central de nuestro cuerpo).

➡️ Un alivio para la artritis reumatoide

Si tienes artritis reumatoide te beneficiarás cuando camines o lances el frisbee a tu peludito. Además, las mascotas pueden conseguir evadir pensamientos estresantes o preocupantes; es decir, puede conseguir que paséis un rato agradable simplemente disfrutando de vuestra compañía. Pero tal vez la mejor ayuda viene de aquellos perros o gatos que parecer ser súper sensibles a personas que no se sienten bien. A veces, simplemente su presencia puede hacer que te sientas mejor.

➡️ Calor calmante para el dolor crónico

Un perro mexicano sin pelo llamado Xolo es conocido por generar calor corporal intenso. Una organización llamada “PAWS for Comfort” entrena a Xolo para convertirse en un perro de servicio para personas con fibromialgia y otras formas de dolor crónico que responden al calor. La persona recibe alivio cuando ponen sus extremidades dolientes en contacto con el cuerpo del perro o tumbándose junto a ella. Algunos perros han sido entrenados para colocarse alrededor del cuello de una persona con dolor de cuello crónico.

➡️ Perros de alerta médica

Estos perros han sido entrenados para vivir y trabajar con personas que presentan epilepsia (detección de epilepsia) o diabetes (bajadas de azúcar). En el caso de la epilepsia, algunos están entrenados para que ladren y alerten a los padres cuando su hijo tiene una convulsión y, de esta forma, prevenir lesiones. También se han entrenado a los peluditos para que avisen antes de que la convulsión ocurra; esto le da tiempo a la persona para acostarse o alejarse de un lugar peligroso como puede ser una estufa caliente. Respecto a la diabetes, os contamos que pueden estar a grandes distancias y saber cuando se producirá la bajada de azúcar (aunque no se sabe exactamente porqué ocurre); ya que hubo un caso, en el que el perro se encontraba en la oficina con la madre del niño y alertó con anterioridad a que la bajada de azúcar se produjera. Aunque se entrenen de cachorros a adultos, estos animales tienen que presentar de forma innata la detección de epilepsia y diabetes, ya que es un aspecto que no se puede enseñar.

➡️ Más independencia

Algunos perros especialmente entrenados (perros de servicio) pueden hacer las tareas que permiten mantener a las personas con Parkinson (u otras discapacidades físicas) su independencia. Pueden recoger objetos caídos o buscar lo que le pidan. Pueden proporcionarles equilibrio, abrir y cerrar puertas, además de encender las luces con sus patas. Todo lo que se le pueda entrenar con tal de ayudar a esa persona y las dificultades que presente en su día a día. Grupos o entidades como “Pet Partners” pueden ayudar a otras personas a encontrar un buen perro de servicio.

➡️ Una mejor calidad de vida

Las visitas de los perros de terapia ayudan a las personas que se recuperan de una enfermedad devastadora o de un accidente cerebrovascular (entre otras). Algunos perros están entrenados para entender toda una gama de comandos que les permite ayudar a personas que presentan afasia (un trastorno del lenguaje común en los adultos mayores, particularmente aquellos que han tenido un derrame cerebral); se sienten bien cuando ven que el peludito les entiende. Acariciar o rascar a un perro pueden ayudar a personas con un derrame cerebral u otra enfermedad a recuperar su fuerza; también crea una sensación de calma.

➡️ Una presencia tranquilizadora

Las personas con SIDA tienen menos probabilidades de estar deprimidas si tienen una mascota, especialmente si están fuertemente vinculadas. Con un animal en el hogar, las personas con Alzheimer tienen menos probabilidad de sufrir crisis ansiosas. El animal también ayuda a los cuidadores de las personas enfermas a sentirse menos agobiados o cargados. Los gatos parecen ser particularmente útiles ya que necesitan menos cuidado que los perros (son más independientes).

➡️ Terapias asistidas con animales

Los investigadores están estudiando lo que sucede cuando traen animales especialmente entrenados a entornos clínicos, como hospitales y residencias de personas mayores. Una de las mayores ventajas de permitir a las personas pasar tiempo con los animales en dichos lugares parece ser beneficioso, ya que mejoran el estado anímico y reducen la ansiedad de las personas que tienen contacto con los peluditos. ¡La cantidad de beneficios que producen al ser humano y que aún no se han sometido a estudio!

Fuente: www.pets.webmd.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *