TERAPIA ASISTIDA CON CABALLOS Y PERROS / ¿Por qué apostar por la TAC y la TAP?

 

Es una terapia diferente a las demás partiendo de que estás utilizando un animal, ya sea un perro o un caballo, como una herramienta de trabajo que ayuda al profesional a conseguir los objetivos planteados y de este modo beneficia a la persona de forma positiva.

En el caso de la TAC ésta se realiza en un espacio abierto que incluye diferentes estímulos como el sentir el aire en la cara, escuchar sonidos de la naturaleza, ver diferentes tonos y texturas… En cambio, la TAP se puede hacer en cualquier lugar, siempre y cuando se nos los permita. Aunque en ambas se está haciendo terapias con otro ser vivo que nos permite trabajar con él por el bien de un ser humano.

Los niños, adolescentes e incluso adultos que participan en esta actividad:

Estas terapias como complemento en los tratamientos clínicos, psicológicos, psicopedagógicos, y sociales han demostrado ser de una excelente utilidad médica mejorando las discapacidad y otro tipo de patologías, como por ejemplo las mentales.

Es una terapia alternativa que ayuda a personas con capacidades diferentes a tener una mejor alternativa de vida ya que con ella pueden mejorar muchos aspectos tanto físicos como psíquicos. Es una terapia complementaria y, por lo tanto, se debe combinar con las terapias tradicionales recomendadas por los médicos especialistas en cada caso. La percepción del sujeto durante estas sesiones no suele ser el percibirla como un “suplicio” por lo que aflora el interés y la motivación.